14/7/11

Das Experiment, de Oliver Hirschbiegel (2001)


¿Por qué el ser humano es capaz de obedecer sin objetar? Esta es una pregunta que varias personas se han planteando, incluyéndome. Socialmente necesitamos sentirnos integrados, eso es indudable. Es por ello que nos adaptamos a todo tipo de situaciones, actuando muchas veces como método de integración. Para interiorizarnos más en el tema, señalaré los dos tipos de conformidad: sumisión y aceptación.

Experimento de Asch.
Salomon Asch en 1956, realizó un experimento sobre la conformidad en las masas. Consistía en una “prueba de visión” (ver foto) donde los participantes tenían que divisar la longitud de varias líneas, para que después se les preguntara si una línea era mas larga que otra, cuales eran iguales, cuál era mas corta, etc. Lo interesante de este experimento es que todos los participantes de la prueba (excepto uno) estaban coludidos para dar respuestas erróneas en las pruebas. La finalidad del test era conocer la conducta del sujeto en cuestión y su reacción frente a la presión de grupo. Se realizó varias veces el mismo test con diferentes sujetos. Estos fueron los resultados:

Distorsión del juicio: Unos decían que habían percibido la línea correcta, pero cambiaban de opinión puesto que los demás decían otra respuesta.


Distorsión de la percepción: Unos eligieron la línea que estaba mal señalándola como correcta (seguramente no estaban diciendo la verdad), pero por la presión grupal eligieron esa.

Asch diferenció la conformidad social pública con la conformidad social privada. Para conseguir la aceptación social hay que basarse en estos requisitos:
  • Amistad-agrado: aceptamos más cuando alguien nos cae bien o le conocemos.
  • Coherencia-compromiso: una vez que una persona ha tomado una decisión intenta ser coherente.
  • Escasez: creemos que lo que es escaso es mejor valorado. Intentamos acceder a oportunidades.
  • Reciprocidad: estamos más dispuestos a aceptar peticiones de alguien que luego podremos pedirle otras.
  • Validación: estamos más dispuestos a comprar aquello que creemos que compra la mayoría de la gente porque son similares a nosotros. Adquirimos un rol de actor.
  • Autoridad: valoramos la autoridad.
Experimento de Milgram.
Otro experimento que viene al caso recalcar, es el de Milgram (1974). El experimento consta de tres personas: el investigador, el instructor y el alumno. El investigador les explica a los dos participantes que uno tiene que hacer de instructor y darle shocks eléctricos al otro cada vez que falle una pregunta. Se supone que al azar se escoge quien va a ser el afectado y el que dirige el experimento, pero en los dos papeles a elegir contienen la palabra “instructor”, puesto que uno de los participantes es un actor que está coludido con el investigador y los shock eléctricos que recibirá son falsos. La finalidad del experimento (ver foto) es captar la sumisión del sujeto frente al investigador. El investigador (E) persuade al “instructor” (S) para que le de descargas eléctricas dolorosas a otra persona (A) que no conoce y no le ha hecho nada, pero por ello ganará un par de dólares.

Se preguntaran: ¿Qué rayos tiene que ver todo esto con la reseña de la película? Les contesto que tiene mucho que ver. Das Experiment es una película alemana del año 2001 que causó conmoción en la sociedad de la época. Lo más fuerte es que es una historia verídica y es también un experimento verdadero.

El Experimento (2001).
La película narra la vida de veinte personas que en un anuncio en el periódico encontraron la forma fácil de ganar dinero: internarse en una cárcel ficticia. El experimento consistía en designarle roles a los participantes: ocho guardias de seguridad y doce “internos” o presos. Ninguno había tenido ese tipo de experiencia, así que tuvieron que adaptarse a sus nuevos roles. Los internos ya no tienen nombre, sino que son un número, y los guardias tienen el poder para hacer lo que quieran y mantener el orden. ¿Cómo funcionará todo teniendo como referencia los experimentos mencionados?, averígüenlo. Este film juega con la fragilidad mental de los participantes del experimento, al igual que uno como espectador queda anonadado con las múltiples emociones que emana.

Esta cinta alemana tuvo un remake gringo en el año 2010, en cuyo reparto estuvieron actores de peso, como Adrien Brody (el protagonista de El Pianista) y Forest Whitaker. Pese a ello, no causó la misma controversia ni el reparto pudo igualar al de la original, donde los actores integrantes provenían todos del “underground”.




Por Juan Pablo Hernández


 



Descarga:

Megaupload

11 comentarios:

  1. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION


    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE TOQUE DE CANELA ,STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  2. La pelicula la verdad es que no es gran cosa, el tema que plantea si es interesante y si algo queda claro. Es que no hay peor depredador que el propio ser humano. Resumiendo, que somos una panda de cabrones.....

    ResponderEliminar
  3. Buff te saliste con el blog, te digo que tengo como 15 pelis descargando, el jdown me va a bannear y to XD

    ResponderEliminar
  4. Terrible reseña, donde hablas de Doctor Zimbardo? de la Universidad de Stanford? mmmmm dices que es un caso de la vida real pero poco comentas de él.

    La película muy buena, totalmente recomendada, pero como dije, floja la reseña.

    ResponderEliminar
  5. Es difícil limitarse al espacio conciso de una reseña y abarcarlo todo. Dices que faltan cosas, pero no hablas de lo que está expuesto, y eso también es tener una mirada reducida del asunto. De todas formas, se agradecen tanto los comentarios positivos como negativos, ya que la película en sí causó y sigue causando controversia, como muchas otras que hemos subido.

    Gracias a todos!

    ResponderEliminar
  6. me acabo de aventar la de LA OLA que es por la misma onda se las recomiendo, buen dia

    ResponderEliminar
  7. Si, se debe ser conciso, si, lo expuesto es valido, al fin y al cabo trata sobre experimentos de la condición humana, pero...

    Das Experiment y El Experimento (la supuesta copia americana) son BASADAS en un hecho de la vida real. ¿pero cuál? El experimento de la Universidad de Stanford, dirigido por el Dr. Zimbardo muy amigo del Dr. Milgram, que por cierto no sufrió ningún percance durante su experimento (obvio son licencias artísticas que se dan en el cine para hacer mas interesantes las películas, lo cual no objeto) pero si hubiese sido más interesante una reseña de la película y su trasfondo de "caso de la vida real" si se hubiese tocado precisamente este tema, el real, el que dio pie para la película.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Seguramente es una buena pelicula, pero la verdad es que no la terminè de ver. Cuando quemè la pelicula y la vi en la tele, con el aparato reproductor de DVD, como en el minuto 20 mas menos los subs se desfasan.. soy el unico al que le paso? :/

    De todas formas este blog la lleva, saludos.

    ResponderEliminar
  9. Creo que a tí nomás te pasó compadre, intentaremos buscar otros subtítulos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Link roto :c, y no puedo descargar desde Wupload en los otros enlaces...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...